miércoles, 18 de febrero de 2009

Carlos "Charly" Villegas

Carlos "Charly" Villegas, Licenciado en ciencias de la educación, docente especializado en Pedagogía Waldorf, dibujante extraordinario, gran aporte para la revista Donde Topa.
Amigo-hermano entrañable de la revista El Viento. Goza de una beca de estudios en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, Argentina. En San Luis lo están esperando con los brazos de viento.



Conjeturas de un espectador silencioso

Por Carlos "Charly" Villegas

En el encuentro vivido el 28 de octubre hasta el 1 de noviembre en el CIC del barrio Paraguay Guaymallen, bajo el marco del programa territorio madre con temáticas de capacitación en cooperativismo, política, economía, productividad, salud, etc tuve la sensación de haber participado en algo más que una capacitación.
Un encuentro plagado de relaciones nuevas, gente que participaba de otras provincias cuyas historias biográficas mostraban una responsabilidad concreta de trabajo social con la comuna.

En esta interrelación de almas el puente en común fue la solidaridad.
Mas allá de las ideas preconcebidas que uno trae lo importante fue abrirse, compartir y respetarse.

Surgieron acciones que empañaron muy poco todo el encuentro. Era mas el amor y el aprender lo que minimizo tal tropiezo en el hotel.
89
Fue muy interesante sondear el alma del otro a través del dialogo y aprender en el discurso que todos tenemos algo bueno que aportar.

Me sorprendía la diversidad de clases, de edades y maduraciones. Sin embargo creo que no se noto entre nosotros tal diferenciación. Hubo un respeto por la opinión ajena.

El clima del encuentro estaba marcado por necesidades mudas, algunas se hicieron sentir en el pago de la beca y en otras en las expectativas gratamente colmadas por los talleres.
Fue muy emocionante ver por primera vez que grandes capacitadotes tanto locales como de baires, tuvieran la humildad de tener como espectador a personas comunes del barrio.
Se nota la entrega política, la coherencia mancomunada del gobierno con las madres de “bajar” esto a los actores directos de la comuna.

Vamos aprendiendo en el proceso los arreglos óptimos para el próximo encuentro, como por ejemplo: el tiempo. El tiempo externo que obedece por decir así a las actividades que deben objetivarse en una disciplina optima para el aprovechamiento responsable de las actividades.
En las relaciones afectivas el tiempo toma otro carácter paradójico, el no tiempo, es decir el ocio.

EL OTIUM:

El ocio es definido por los grandes filósofos griegos ya que comprendieron que no es posible entregarse a una actividad en sí, si siempre se esta inmersos en una multitud de responsabilidades ya sean laborales u otras.

Merton dice: “la ocupación no es la virtud suprema y la santidad no se mide por la actividad o cantidad de trabajo realizado. Para llegar a ser un genio en algo se necesita de tiempo libre”.... el ocio es una respuesta a ello.
Capacitamos el hemisferio izquierdo y descuidamos el derecho.

El amor en la relación participativa no puede ser planificado.
Se tiene que tener en cuenta espacios de recreación y de esparcimiento como parte de la capacitación.
El cerebro desde su lado izquierdo se embota, toda la sangre esta en el ejercicio cefálico por su exigencia en el taller. Se descongestiona en parte cuando se va al hotel, lo que pasa que la inercia hace que uno siga hablando de lo mismo y el discurso intelectivo vuelve a retroalimentarse. Así la hipo actividad de nuestro lado afectivo del hemisferio derecho queda cercenado. Nos da somnolencia, cansancio y dormimos para restaurar y equilibrar este sistema.

Somos antisociales cuando trabajamos categóricamente solo con uno de los hemisferios ya que la naturaleza intrínseca del cerebro es cooperar entre ambos. Dicho de otro modo en un asamblea siempre esta el que pide la palabra y no para de hablar, dando en vez de una opinión un discurso largo. Como resultado de esto la atención de los integrantes colegas que los escucha se agota y en defensa a quedar dormidos, interrumpimos su expresión impulsiva o murmuramos con el que tenemos al lado. Para que las relaciones interpersonales no sean una lucha y en vez de discutir se dialogue, es menester educarse en herramientas que facilitan el dialogo, como también crear espacios de libre expresión sin poner contenidos de lo que se tiene que hacer, sentir o pensar. El sujeto debe encontrase asimismo y en el otro. En esta relación no debe interferir ninguna consigna preconcebida, si la hay debe surgir por el momento espontáneo y confiar sin ansiedad a lo que de ello resulta.

Si existieran tales espacios de recreación uno llegaría al final de cada jornada de taller o de capacitación al cierre, sin la sensación de urgencia de irse rápidamente.
Pienso que fuimos unos totales materialistas y capitalistas que a mi entender en esencia buscábamos cumplir, consumir e irnos dejando siempre un tendanal de desorden y mugre. Creo que esto es parte del aprendizaje, no queremos reproducir el sistema donde el fin es lo que importa y no observamos estos procesos. Hay gente que se hacia cargo de nuestras sobras irresponsables. Estamos en un espacio solidario de participación cooperativa por lo tanto hagamos de estos encuentros una oportunidad mas de aprender estos aspectos. globales. de la organización.

Demos importancia a lo humano, alimentemos nuestra alma de arte el pan espiritual que esta a nuestro alcance, dancemos, pintemos, cantemos, juguemos esto es parte de la educación popular. No solo de pan físico vive el hombre. Alimentemos nuestros ser como lo hemos hecho en el hotel cuando se cantaba y se compartían biografías. De cuando se registraban imágenes ricas de las poesías y canciones puntanas en la muestra. De la participación colectiva de niños y adultos en la pintura fue maravilloso.
Además de la maravillosa e inobjetable capacitación, pongamos el acento y validemos el ocio y arte como espacios genuinos de interacción.

Compañeros; la vida es dura no por que nos las cuenta Juan en la política o Jorge en la salud, sino por que la vivimos a diario quienes trabajan en sus barrios y no hacemos la vista gorda al problema. Pero eso que vemos son el despojo de una sociedad enferma e irresponsable. Nosotros nos rescatamos tratando de ser solidarios. Tenemos que aprender que la vida no solo es esto, le podemos poner color, música, poesía, baile y sueños donde uno imagina un mundo mejor. Ser optimista en esto es equilibrar la balanza. La naturaleza en su belleza y armonía nos contrasta en nuestros hechos aprendamos de ella observémoslas, nosotros somos parte de este órgano. Por lo tanto aprendamos de nosotros mismos, de cómo cooperativamente nuestros órganos se relacionan para un fin común la vida. Apostemos a la vida, ese es el maravilloso mensaje que Juan nos trasmitió de las Madres CREANDO en lugares de muerte y tortura espacios culturales de sueños y utopías. Ideales concretos que se transforman en una ciencia espiritual.

PD: perdón por el modo de hablar en plural, no es menester de mi parte incluirlos en estas apreciaciones personales. Solo traten de ver lo que otro ser humano siente, piensa y hace como reflexión a lo acontecido. Tampoco es intención alguna hablar mal de nadie. Solo es un ensayo lleno de errores normales de apreciación de la realidad, como así creo de algunos aciertos que me inspiran a expresarme con juicio propia o pensamiento critico esta primera parte.

Espero respuestas de ustedes, no a lo que he escrito si no a lo que ustedes percibieron.
Sin crítica, comparación y evaluación.
Simplemente expresarse libremente
Como salga!!!

Les regalo un poema de Silvio Rodríguez
Que me inspiró este encuentro

No hacen falta alas
para hacer un sueño
basta con las manos
basta con el pechobasta con las piernas
y con el empeño.
No hacen falta alas
para ser más bellos
basta el buen sentido
del amor inmenso
no hacen falta alas
para alzar el vuelo.
Si...Recojo fondos para pobres de amistad y de sonrisa
recojo cuanto haya de bien en lo que esconde tu camisa
acepto cuanto pueda ser útil al coro que compongo
siempre que quieras compartir un sueño ancho, largo y hondo.
Oh...Recojo el hielo a la deriva de los poros congelados
luego con buena voluntad y mucha miel haré un heladono le daré, no le daré al mentiroso y al cobarde
repartiré, repartiré sólo al que ama y al que arde.

1 comentario:

LETURO dijo...

¡Buenísimo Luisito! Me encantó leer sobre el espectacular trabajo de ustedes. Excelente. Ya mismo te estoy linkeando a mi blog así nos hacemos conocer.
Un abrazo y nos seguiremos viendo.
Jorge Córdoba